2

“La Catedral” no defrauda en el LXXVI Cto Gallego

El Circuito J. Ramón Losada era este fin de semana escenario de lo que supone la septuagésimo sexta edición del Campeonato Gallego. Unas 3500 personas llenaban las gradas de un circuito que transpiraba emoción y ansias de carreras, enmarcado por una climatología perfecta para lo ocasión. La organización estuvo a la altura de las circunstancias, y mantuvo el trazado en condiciones óptimas, para permitir que tanto espectadores como participantes, pudieran disfrutar de una jornada de las que crean afición.

La categoría de -1600cc daba el pistoletazo de salida. El hecho de pilotar un coche nuevo para él, no fue un obstáculo para Alberto Varela, que conseguía marcar la pole al volante de su Peugeot 106. Este privilegio no le valía de mucho en la semifinal, en la que un error en el sistema de cronometraje de su vehículo, lo relegaba al último puesto en la parrilla de salida. Tinín Iglesias e Isaac Calvo salían desde la primera fila, consiguiendo Varela colocarse detrás de ellos tras una salida ejemplar. Calvo se distanciaba ya en las primeras vueltas, dejando que la pelea por el segundo puesto fuera la protagonista. Todo parecía indicar que se lo llevaría Tinín, pero problemas mecánicos en las últimas vueltas le obligaban a perder unos segundos, aprovechando la ocasión Alberto Varela para colocarse por delante. Sin embargo, poco pudo disfrutar el de Carballo del pódium, ya que una decisión técnica lo excluía de la clasificación por el uso de neumáticos no normativos. Juan José Varela, piloto de la Peña Autocross Arteixo, pasaba entonces a ocupar el tercer puesto.

En +1600cc hubo un protagonista indiscutible: Tinín Iglesias. El de Tino Racing no tuvo rival a bordo de su Citröen Saxo, dejando clara su superioridad ya desde los entrenamientos. Esta condición le permitió salir en cabeza, cogiendo distancia del resto de participantes y alcanzando una cómoda victoria que lo coloca líder del campeonato. Sin embargo, toda la atención la captaban Mario Ríos y Tino Iglesias. Tras varios cambios de posición, era “el Abuelo” el que conseguía el segundo puesto, ante un Tino que se veía obligado a abandonar por problemas mecánicos. Adrián Tojeiro pasaba entonces a completar el pódium, viendo recompensada así su constancia por detrás de los puestos de cabeza.

En Carcross, Javier Ramilo llegaba pisando fuerte. El de Carballo, que ya venía de rodar el pasado fin de semana en los entrenamientos libres, sabía que estaba en condiciones de optar a la victoria, y así lo demostró en cronos y clasificatoria. Fernando Viadero e Iván Ares completaban la primera fila en la parrilla de salida tras liderar sus respectivas semifinales, en las que no hubo demasiadas sorpresas a excepción del abandono de Juan Vilariño tras un incidente en la salida. En la manga final, Iván Ares volvió a demostrar su dominio sobre el trazado de Arteixo. Una magnífica salida lo colocaba líder de un pelotón en el que lo seguían muy de cerca “Kobas”, Pablo García, y Antón Muiños. Las posiciones quedaron decididas en la primera vuelta, sin apreciarse cambios ya hasta la bandera a cuadros.

34×4 fue una vez más la categoría “de los veteranos” por excelencia. Perfecto Calviño sacó a relucir la potencia de su Ford Fiesta a la que ya nos tiene acostumbrados para marcar la pole en los entrenamientos. Pero no todo iba a ser tan fácil para él, pues Tito Rodríguez no le daría un respiro y permanecería siempre a su rebufo, protagonizando una de las peleas más intensas de la jornada. Por detrás se encontraban Santiago Ares y Felipe Fernández centrados en otra guerra. El del Mitsubishi Evo fue finalmente capaz de marcar las distancias y conseguir así el tercer puesto que completaba el pódium.

El Campeonato solo acaba de comenzar, así que tendremos que estar atentos para ver qué sucede en las próximas pruebas, la primera de ellas a finales de Abril en el circuito de O Castro.